El hotel Lumilinna (Finlandia), con forma de castillo de hielo, ofrece a sus huéspedes una experiencia límite: alojarse en cualquiera de sus 18 habitaciones a una temperatura que apenas supera los -5 grados. Con galería de arte o restaurante, este efímero castillo de hielo tiene que reconstruirse cada año. Este 2013, su resurrección fue bajo el lema “fantasía”.

24castillo